miércoles, 17 de enero de 2018

Fin de Año en Dublin



"I rhyme... to see myself, to set the darkness echoing"   
 Seamus Henay
(Premio Nobel de Literatura en 1995)

Uno de los iconos de Dublín, y casi el más fotografiado, es el pub que le puso el nombre
 del barrio más famoso de Dublín "The Temple Bar"
Dublín es uno de esos destinos que no importa repetir una o varias veces, es una ciudad amable, fácil para moverse, puedes recorrer el centro andando, pero sobre todo es una ciudad acogedora que consigue hacerte sentir bien. Su climatología, húmeda y fría, no es un impedimento para tener un ambiente envidiable en las calles, tan vibrante y palpitante que consigue atraparte con esa alegría  tan famosa y característica del espíritu irlandés.

Entonces, ¿por qué no dejarnos llevar por ese espíritu tan irlandés levantando las copas por el nuevo año? ¿por qué no dejarnos llevar por la música en directo en cualquiera de los pubs? Ufff .. me pareció una idea de lo más tentadora para un Fin de Año y para un fin de semana, perfecto!!

Me puse al día con mis recuerdos (os dejo el enlace) y de nuevo rumbo a Dublín.
https://losviajesdexus.blogspot.com.es/2016/08/dublin-en-24-horas.html

Volvemos a Dublín una vez más y nos da la Bienvenida iluminado y lloviendo

Dublín es una ciudad que se siente orgullosa de su pasado y de sus personajes que han forjado su identidad.

La gente es simpática y acogedora, consiguen
hacer que te sientas como en casa.

"Nollaig Shona Duit" en irlandés, que nos viene a decir "Feliz Navidad para ti"

Todas las calles del centro nos reciben con iluminados mensajes.

James Joyce bajo la lluvia

Escalera que nos conduce al comedor acompañándonos de la mano de los grandes personajes irlandeses.

Patrick Kavanagh, irlandés y uno de los poetas más importantes del siglo XX, sentado contemplando el Gran Canal
Frente a él Samuel Beckett (Dublín 1906), novelista, poeta y dramaturgo irlandés considerado uno de los grandes
del siglo XX, fue Premio Nobel de Literatura en 1969

Sean O'Casey (Dublín, 1880)
Dramaturgo y comprometido nacionalista
La literatura y la poesía están presentes en cualquier rincón de la ciudad de Dublín y de Irlanda. Se sienten orgullosos y lo ponen de manifiesto, las pinturas, las esculturas y todo el ambiente que nos rodea no para de recordarnos que nos encontramos en una de las cinco primeras ciudades de la Literatura proclamas por la UNESCO.

Sentarse en una mesa para cenar, pedir una Guinness bien servida, degustar algunos de sus platos de pescado o de carne acompañado de su pan irlandés y tranquilamente echar un vistazo a tu alrededor, respirar y contemplar todos los detalles de aquél pub, es uno de los momentos que no olvidaré.

Sentirme rodeada de tantos personajes de la literatura y de las artes, en el primer piso de un típico pub irlandés, había creado un ambiente tan cargado y sugerente que  me consiguió transportar al siglo pasado y pude fantasear con qué me encontraba en alguno de los momentos de sus vidas, donde cualquiera de ellos, con una pinta entre las manos anotaba en algún manuscrito sentado en una de las mesas del pequeño salón mientras en  alguna de las otras mesas, divagaban varios artistas sobre el arte, el amor, la política y  la vida... La madera, el terciopelo, la iluminación, los colores de las paredes y la lluvia tras los cristales de las ventanas cercanas a mi mesa, hicieron de la velada una especie de flash-back momentáneo hasta que las risas de mis amigos y la música me volvieron a la realidad en un esfuerzo por encontrar las palabras para pedir en inglés... agggg!!

A la salida me encontré con una escultura que recrea, alrededor de una mesa, la amistad que les unió a Oliver St. John Gogarty y a James Joyce. El médico, otorrino y cirujano Gogarty, también fue poeta y narrador entre otras muchas cosas, pero se le recuerda por la inspiración que despertó en su amigo James Joyce en el arranque de su famosa novela "Ulises".

Os recomiendo que cuándo caminéis por las calles de Dublín estéis bien atentos a todos los detalles que nos van indicando los hechos y personajes que tienen relación con la historia y la literatura de esta ciudad. Monumentos, esculturas, pinturas, y pasos en los adoquines con personajes grabados en el suelo.

Muchos de los pasos grabados que nos encontramos en el suelo, nos van llevando por la ruta que cada 16 de Junio desde hace más de 50 años se lleva celebrando ininterrumpidamente, es el llamado Bloomsday, un día donde se recrea el universo de "Leopold Bloom", el personaje principal de la más universal de las novelas de James Joyce "Ulises". Ese día los dublineses y visitantes, vestidos de época, siguen los pasos del protagonista de la novela, recorriendo los escenarios que narra la novela. También es una fecha muy interesante para visitar y descubrir Dublín.




https://es.wikipedia.org/wiki/Bloomsday
http://www.abc.es/cultura/libros/20140616/abci-bloomsday-james-joyce-201406161631.html
https://elpais.com/diario/2011/06/17/cultura/1308261604_850215.html
http://www.ireland.com/es-es/qu%C3%A9-ver-y-hacer/irlanda-literaria/destinos/republic-of-ireland/dublin/dublin-city/articulos/ciudad-de-dublin-nueve-atracciones-literarias/

Ambiente en un pub


El río Liffey al anochecer refleja los colores de Dublín

A medianoche, de vuelta al apartamento, fuimos recorriendo la ciudad iluminada, con la suerte de tener esa noche una luna resplandeciente, paseando pudimos disfrutar de una estupenda visión nocturna de las dos catedrales, Saint Patrick's  y  Christ Church  Cathedral.

Con la luna en todo su esplendor y la sombra de los arboles reflejándose en el suelo, la imagen por momentos
parecía fantasmagórica, la Catedral de St. Patrick cobró un aire de novela negra.

La Christ Church o la Catedral de la Santísima Trinidad, iluminada con arboles de Navidad.
Vista desde la habitación del apartamento.


Al día siguiente, después de un reconstituyente desayuno, nos decidimos por hacer un Free Tour con alguna de la empresas que se ofertan en Internet, es una buena opción para hacer un pequeño recorrido guiado para conocer la ciudad, reconocer detalles e iconos,  aprender de su historia y poder optimizar mejor el tiempo según nuestros intereses.

El famoso puente de Ha'penny Bridge (puente del medio penique)
El Castillo de Dublín

En una de las calles de Dublín,  Temple Bar
En memoria de R.Gallagher "uno de los diez mejores
guitarristas de todos los tiempos"

Sir Benjamin Lee Guinness, cervecero y filántropo irlandés, en la Catedral de St. Patrick.
Amasó una gran fortuna con la empresa cervecera, dedicó su esfuerzo y dinero a proyectos de reconstrucción
 y mejora, asumió a reconstrucción de la Catedral de San Patricio e invirtió en comunicaciones
Fue nombrado Lord Mayor de Dublín, miembro de la Cámara de los Comunes.

El interior de la Saint Patrick's Cathedral
El edificio actual data del 1220 y originalmente se construyó en madera, junto a un pozo donde
San Patricio bautizaba a los que se convertían al cristianismo. Actualmente es Catedral Anglicana.



"Las banderas que se exhiben aquí recuerdan a los regimientos irlandeses del Ejército Británico. Los colores de las mismas van difuminándose lentamente con el paso del tiempo, en homenaje a todos los que lucharon por la causa."
"Los soldados no mueren, simplemente se disipan con el tiempo". Explicación que nos ofrecen a la entrada.


La Catedral se trata de un espacio único que nos muestra un pequeño microcosmos de la historia irlandesa.

En una de las Capillas se encuentra "El Árbol del Recuerdo" que fue creado en el 2014 para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial. Se invita al visitante a dejar un mensaje.

También nos encontramos con "El rincón de los descubrimientos" donde encontramos distintas actividades interactivas. Me puse manos a la obra con la copia de un grabado que se realiza frotando sobre un cobre amarillo con un plomo. También se podía hacer una maqueta de la catedral o interactuar con paneles explicativos.

Jonathan Swift, autor de "Los viajes de Gulliver" entre otras obras, es el Deán más famoso asociado a la Catedral. J. Swift hizo mucho por ayudar a los más desfavorecidos de la sociedad de su época. Se encuentra enterrado en la Catedral.



Paseando por la ciudad el último día del año

Aprovechamos para ir de compras por Stephen's Green Centre
En Navidad los centros comerciales brillan con adornos y luces



Después de cenar paseamos por las calles del centro, donde el ambiente festivo llenaba todos los rincones, luego nos dirigimos hacia el Custom House para ver el espectáculo de luces.
En todos los pubs tocaban grupos en directo, la mayoría estaban abarrotados y en casi todos ellos  la entrada  no era de pago. Pudimos entrar en algún pub y hacernos un sitio, pero lo difícil fue pedirnos algo en la barra!!


Empieza la Fiesta!! con el juego de luces iluminando el emblemático edificio del Custom House
En el Custom House se celebra el "New Year's Festival" con actuaciones, eventos y fuegos artificiales.

En la explanada del Custom House se encuentra el escenario del Festival

Desde hace unos años Dublín ha apostado por celebrar un Festival para despedir el año y recibir el Nuevo Año con dos días de actividades lúdicas que atraigan tanto al público juvenil por la noche, con actuaciones musicales, juego de luces y acrobacias y la cuenta atrás con un castillo de fuegos artificiales final, como al infantil y familiar.  La mañana de Año Nuevo con un evento gratuito, nos ofrecen en la misma zona, espectáculos con malabaristas, artistas de mímica, zancos y pintura facial. Una apuesta que intenta revitalizar y hacer más atractiva los actos festivos de la ciudad.
http://nyfdublin.com/