sábado, 4 de febrero de 2017

Irlanda, unos paisajes de película



Cliff of Moher


"For the breezes blowing o'er the seas of Ireland
Are perfumed by the heather as they blow..."

"Las brisas que corren sobre los mares de Irlanda,
cuando soplan, vienen perfumadas de brezo..."
Canción popular irlandesa 
Los perfiles del Cliff of Moher se alzan en la costa oeste de Irlanda, en el condado de Clare
Se calcula su formación hace unos 300 millones de años y se extienden sobre unos ocho kilómetros adentrándose
en el mar, con una altura de entre los 120 y los 240 metros.

"Me llamo Íñigo Montoya
tú mataste a mi padre,
prepárate a morir"
La princesa prometida.


¿Cómo no sentir emoción al contemplar estos paisajes? Las imágenes que guardaba en mi memoria se hacían realidad. Tantas y tantas tardes de cine, a oscuras sentada en la butaca, imaginando, soñando paisajes en aquellas maravillosas películas como "La princesa prometida", "La hija de Ryan", etc... habían conseguido idealizar una isla, Irlanda y una costa, la del oeste,  que en mi imaginario evocaba momentos donde yo había podido soñar e imaginar multitud de historias.

El cine es maravilloso, me había llevado a los Acantilados de Moher hacía muchísimos años y me retornaba a ellos con la misma emoción. Había conseguido que ese paisaje no sólo lo mirase con los ojos de una enamorada de la naturaleza, sino también había conseguido una mirada cinematográfica, una mirada llena de planos secuencias y una mirada idealizada, cosa que le agradezco enormemente. 

"Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el Cine ha alcanzado su objetivo"   Billy Wilder

Como siempre Billy Wilder consigue magistralmente describir la magia de Cine!!

"Cliffs of Moher" en inglés y "Aillte an Mhothair" en gaélico irlandés es un paraje espectacular donde anidan una
gran cantidad de especies protegidas.

Los escarpados acantilados esconden cuevas y pequeñas playas casi inhóspitas conocidas por los pescadores.
En los días de tormentas el Atlántico rompe con fuerza sobre los acantilados con olas enormes, el viento, la bruma
y la lluvia dibujan un paisaje verdaderamente duro para vivir.


Y aquí estaba yo, contemplando la majestuosidad de los acantilados, frente a unos parajes de impacto. Me faltaba la música, tenía el viento y una suave llovizna rozándome la cara, así que con un poco de imaginación podía cerrar los ojos y encontrarme en alguna de las secuencias soñadas.

Hay seguramente muchos acantilados más altos, más espectaculares, pero los de Moher tiene una magia especial, será por esta razón por lo que el mundo del cine ha escogido en varias ocasiones a Cliff of Moher para rodar escenas inolvidables.

"La hija de Ryan" de David Lean tiene un inicio maravilloso donde Rosy Ryan (Sarah Miles) ante los imponentes acantilados se encuentra mirando al horizonte con un paraguas entre sus manos, de pronto un golpe de viento se lleva su paraguas volando alrededor de los acantilados hasta llegar al mar, como una metáfora de su vida, de su necesidad de volar, de escapar de allí, todo el opening acompañado de una música maravillosa.

También "El hombre de Mackintosh" tiene una escena trepidante donde Paul Newman y Dominique Sanda son perseguidos por las estrechas carreteras costeras y terminan con el perseguidor cayendo por los acantilados.

En la "Princesa Prometida" aparecen los acantilados en la famosa escena de donde Iñigo Montoya, el gigante, Vizzini y la chica (Robin Wright) escalan "los Acantilados de la Locura" perseguidos por el misterioso enmascarado.

En "Harry Potter and the Half Blood Prince" aparece el protagonista con Dumbledore buscando una cueva en el mar, esa escena es espectacular.

Seguramente habrá más escenas rodadas aquí pero éstas son magistrales, os dejo algunos enlaces y vídeos para que podáis disfrutarlas.

Escena de Harry Potter frente a los Acantilados

Los Farallones y la Torre O'Brien son un icono del perfil de los Acantilados
Las mejores vistas son desde la Torre O'Brien, frente al Atlántico en días claros, se puede ver las islas Aran


"Playas que se pierden en el horizonte, acantilados vertiginosos frente a un mar cuajado de islas, campos de piedra, brezo o turba... los paisajes del oeste de Irlanda emocionan y sobrecogen con sus continuos cambios de luz y sus múltiples tonalidades." Javier Mazorra


Los senderos y caminos que recorren la zona de los Acantilados se encuentran bien señalizados.
Es un bonito recorrido, aunque avisan del peligro de salirse del camino, en los días nublados la visibilidad no es muy
buena y los peñascos engañan, las caídas muchas veces son mortales.

El centro de interpretación, la información y la tienda se encuentran
ubicadas frente a la zona de parking y estratégicamente camufladas
dentro de la colina, en cuevas que minimizan el impacto visual es una

 una opción equilibrada pensando en la conservación de la zona. 

https://www.cliffsofmoher.ie/wp-content/uploads/cliffs_spanish/Cliffs%20of%20Moher%20Information%20Flyer%20Spanish.pdf


Os recomiendo antes de visitar los Acantilados mirar los enlaces de la propia Cliff of Moher para optimizar mejor el tiempo, aunque está bastante organizado y aunque siempre cuenta con gran afluencia de visitantes, en ningún momento te encuentras agobiado. Hay una zona de aparcamiento muy amplia y buena información. 

La observación de la naturaleza es una buena excusa para visitarlos, los Cliff of Moher son una Zona de especial protección (ZEPA) de acuerdo con la Directiva de UE sobre aves de 1979. La protección sobre la vida salvaje de los acantilados nos permite observar con tranquilidad gran cantidad de aves marinas, entre las que se incluyen los famosos frailecillos que llevan a esta región del Atlántico a mediados de abril y regresan a finales de julio.

Otra opción es "el sendero de los acantilados" de unos 18 Km. que discurren entre el oeste de Liscannor y Doolin al norte, el Moher Sports Field. Se necesitan unas 5 horas más o menos para completarlo. Una nota: no se permite hacerlo con perros, pues en la zona anidan alrededor de unas 30.000 aves marina.

La verdad es que la costa oeste de Irlanda tiene unas características que invitan a practicar senderismo. La página web www.irishtrails.ie propone más de cincuenta recorridos por esta región.
http://www.irishtrails.ie/

A lo lejos el pueblo y las playas de Lahinch cubiertas por una suave bruma veraniega
Os dejo que disfruteis de los paisajes bucólicos y de los videos de algunas de la películas que se rodaron por esta zona, en el centro de información de los acantilados y en la tienda ofrecían fotografías, películas, posters, etc.. todo para los amantes del cine que tienen aquí su rincón para soñar.





Al lado de los acantilados una playa evocadora de imágenes de películas, 
me recuerda a la playa donde paseaban Sarah Miles y Christopher Jones en "La hija de Ryan".







http://www.discoverireland.ie/getmedia/62055fe3-79d7-45de-a3b5-db3af0a6d2c9/Atlantic-Film-Trail-Brochure-FINAL.aspx
http://www.irishfilmboard.ie/
http://www.wildatlanticway.com/stories/culture-arts-and-music/movies-filmed-in-ireland
Una Torre camino a los acantilados de Moher

Un cielo grisáceo en el embarcadero para las islas Aran

Cazadores de imágenes


Después del emocionante día nos retiramos a descansar al Bed&Breakfast que habíamos reservado. En todo el recorrido por Irlanda nos hemos encontrado que casi la mejor oferta son los Bed&Breakfast por su amplia oferta por todos los rincones y por el buen precio y servicio que ofrecen.


Nos levantamos al día siguiente con una fina lluvia pero nos pusimos las pilas enseguida con un desayuno reconfortante y maravillosamente servido en un encantador mirador de la casa. Realmente en algunos de los Bed&Breakfast vale la pena quedarse varios días y relajarse, te sientes como en casa e invita a la lectura, la escritura (no me extraña que se den tantos escritores en Irlanda!) y a la contemplación...



http://www.cliffsofmoher.ie/plan-your-visit/interactive-map/
https://www.cliffsofmoher.ie/
http://www.wildatlanticway.com/home
http://www.ireland.com/es-es/destinos/republic-of-ireland/clare/articulos/acantilados-de-moher/


Limerick


King John's Castle, situado a orillas del Shannon en la zona que se denomina "la Isla del Rey" en Limerick
El Castillo ha sido un bastión defensivo desde los Vikingos, por sus muros han pasado Normandos, protestantes que huían de la Rebelión irlandesa, a Jacobitas y Guillermistas hasta la firma del Tratado de Limerick (1.691)

Seguimos nuestro viaje por las tierras irlandesas haciendo una parada en Limerick, ¿cómo no?, con el cine como hilo conductor la parada era imprescindible. Limerick es la ciudad donde se desarrolla la novela del premiado Frank McCourt "Las cenizas de Ángela" y con ésta excusa la descubrimos y nos encantó. Algunas veces te acercas a conocer algo por un motivo y luego descubres muchos más motivos para haberla conocido, es el caso de Limerick. La fortaleza, la ubicación geográfica, la historia, la Catedral, etc... serían algunos de los motivos, y por qué no? ser el lugar de nacimiento de uno de los grupos irlandeses que más me gustaban en su época de esplendor "The Cranberries"

Os invito a seguir disfrutando de las fotos, videos y música que os dejo a continuación, pero seguro que disfrutareis más navegando con los enlaces que siempre os dejo para que podáis ampliar la información.












El río Shannon, el más largo y caudaloso de Irlanda, a su paso por la ciudad de Limerick.
En la ciudad de Limerick el río Shannon se encuentra con el mar en el estuario que forma hacía la ciudad de Adare.
El río Shannon ha sido uno de los más importantes cauces fluviales de las Islas Británicas y un importante punto de
 control estratégico y de comunicaciones ya desde el siglo X.
https://es.wikipedia.org/wiki/Limerick
http://www.ireland.com/es-es/articulos/ciudad-de-limerick-5-cosas/
http://wsimag.com/es/viajes/20989-limerick


St. Mary's Cathedral es una iglesia medieval ubicada en King Island en el centro de Limerick a orillas del Shannon
se encuentra cerca del punto donde convergen los ríos Abbey y Shannon. La arquitectura medieval, su magnífico trabajo en piedra y su cementerio con cruces celtas tiene un añadido para conocerla e investigar su historia.






http://www.ireland.com/es-es/destinos/republic-of-ireland/limerick/limerick-city/
https://es.wikipedia.org/wiki/Las_cenizas_de_%C3%81ngela
http://www.ireland.com/es-es/qu%C3%A9-ver-y-hacer/irlanda-literaria/destinos/republic-of-ireland/limerick/limerick-city/articulos/angelas-ashes/



Os dejo uno de los mayores éxitos de "The Cranberries" .
Me despido con un videoclips grabado en los espectaculares acantilados de Moher por el grupo estadounidense "Maroon 5" en 2011.



miércoles, 25 de enero de 2017

Edimburgo. Hogmanay la fiesta de Fin de Año



"For auld lang syne, my jo (or my dear)
for auld lang syne,
we'll tak a cup o'kindness yet, 
for auld lang syne"

"Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos."

                                             Robert Burns

Vistas de la ciudad de Edimburgo desde el Dugald Stewart Monument en Calton Hill
Dugald Stewart , filósofo escocés (1759-1828), fue profesor en la Universidad de Edimburgo.
El monumento fue encargado por la Royal Society de Edimburgo y está inspirado en la Linterna de Lisícrates

¿Qué razón buscar para despedir el año en las tierras del norte, en las tierras de Escocia? Leyendo un día uno de los poemas más famosos de Robert Burns y mirando unas fotos de las procesiones con antorchas que celebran con pasión por las calles para despedir el año (¿ésta gente no tiene miedo al frío?), fue la excusa perfecta para, olvidándome del frío, viajar a un destino donde el calor lo encontrase entre sus gentes, su música, sus fiestas y su hospitalidad. Edimburgo, o cualquiera de las ciudades escocesas, sería el destino perfecto.

Monumento a Robert Burns
Se encuentra subiendo a la colina de Calton Hill, también
inspirado en la linterna de Lisícrates y está dedicado al poeta
más querido por los escoceses

El poema de R. Burns  "Auld lang syne" se canta inmediatamente después de la medianoche del Fin de Año y se ha convertido en un himno popular escocés que se utiliza también en momentos solemnes. Emociona escucharlos entonar la canción y entrelazar sus brazos en el momento de despedir el año.

El poeta más querido de Escocia forma parte de los muchos personajes que han convertido, desde el 2004, a Edimburgo en la primera ciudad en ingresar en la UNESCO como Ciudad de la Literatura. 

Edimburgo me ha parecido una de las ciudades más fascinantes que he visitado, y entre la cantidad de cosas que podría contar, a parte del Hogmanay y su despedida del Año, realmente me llamó mucho la atención la cantidad de personajes históricos relacionados con todos los ámbitos culturales y científicos que se daban cita en Edimburgo, los veneran y tienen monumentos en su honor. 

Edimburgo como Ciudad de la Literatura es un dato muy curioso que impregna mucho el carácter y la idiosincrasia del país, porque se dan cita gran cantidad de figuras literarias que se ubican en la misma ciudad, que viven o que están inspiradas en ella. En la capital escocesa se ha inspirado "los brujos de Harry Potter" los héroes de Scott, el siniestro "Dr. Jekyll y Mr. Hyde", los piratas de Stevenson, etc.. Toda la capital respira literatura. Algunos de los escritores que nacieron o vivieron en ella son tan importantes e interesantes como: Sir Walter Scott, Robert Burns, Robert L. Stevenson, Irvine Welsh, Sir James Matthew Barrie, Muriel Spark, Sir Arthur Conan Doyle y la reciente exitosa JK Rowling.
Me ha parecido oportuno empezar con el poema de R. Burns para hacer un recorrido con vosotros por Edimburgo en Hogmanay, con un himno para una despedida y entrada del Año Nuevo en un fin de semana, donde las emociones, los sentimientos, los amigos, las imágenes, la gastronomía y la música os consiga transmitir lo que significa y cómo lo viven los escoceses la fiesta de Hogmanay (desde luego, vista por una puntual visitante). 


Vista panorámica del Fiordo desde la colina de Calton Hill

Empezar con las vistas desde Calton Hill era lo primero que quería hacer al llegar a Edimburgo, ver la ciudad en altura y situarme es una de las cosas que más me gustan. Desde arriba se puede ver que está situada en un estuardo que se abre al Mar del Norte, en la orilla sur del Firth, donde el río se une con el mar, la ciudad se encuentra junto al fiordo de Forth.

En la fiesta de Hogmanay la subida con antorchas a Calton Hill es un recorrido lleno de simbolismos y rituales, luego desde lo alto, tanto el día 30  y 31 de diciembre, se lanzan fuegos artificiales.

Desde Calton Hill se puede tener unas vistas de 360º de Edimburgo, las vistas del Castillo, del Fiordo, de la New Town y Old Town, del barrio de moda Leith, de Princes Street y el Mercadillo de Navidad, del Palacio de Holyrood y el parque que lleva el mismo nombre, y por supuesto las mejores vistas de la colina, que fue un antiguo volcán extinto, Arthur's Seat (el asiento de Arturo) una montaña que preside toda la zona y que tiene un significado especial para los habitantes de Edimburgo.
https://es.wikipedia.org/wiki/Arthur's_Seat

Vista al fondo del Castillo de Edimburgo con el resto de edificios principales desde Calton Hill

Conocida como la "Atenas del Norte" es Calton Hill  una colina situada en la New Town justo al final de la principal arteria de la ciudad, Princess Street. Es tan famosa y tan fotografiada por encontrarse en ella un gran número de monumentos conmemorativos que fueron construidos mayoritariamente durante el siglo XIX.

Destacan los monumentos de inspiración griega como el de Burns, el de Dugald Stewart, el Monumento a Nelson, el inacabado Monumento Nacional, el edificio de la Royal High School, el Observatorio Municipal y la St. Andrew's School con una bella fachada de estilo modernista. También en el camino de subida nos encontramos con el cementerio de Calton que vale la pena una visita.
http://www.edimburgo.es/que-ver/cementerio-old-calton/

Monumento a Nelson, conmemorando la victoria sobre las tropas francesas y españolas en la batalla de Trafalgar 1805.
Está situado en el punto más alto de la colina y tiene la forma de un telescopio invertido en homenaje a H. Nelson.
Se puede visitar subiendo los 143 escalones que tiene la Torre.
Monumento Nacional




Subir a Calton Hill: realmente no resulta muy difícil la subida a la colina desde el centro. Desde el cruce de Princess Street y el puente de North Bridge hay que girar a la derecha y seguir por Waterloo Place hasta llegar a Regent Road. Nos encontraremos con el cementerio de Old Calton, donde se encuentra la tumba del filósofo David Hume. Seguimos subiendo y hay unas escaleras a la izquierda que se adentran en un jardín, son las escaleras que te llevan hasta Calton Hill. También hay otra entrada cerca, más accesible sin escaleras, que nos lleva a la cima.
Al fondo la ciudad de Edimburgo

https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=https://en.wikipedia.org/wiki/Calton_Hill&prev=search
http://elpais.com/elpais/2014/09/19/opinion/1411150485_528669.html
http://elviajero.elpais.com/elviajero/2016/07/07/actualidad/1467905178_333410.html

En Edimburgo encuentras arte en cada rincón, mucha de su historia la narran visualmente

Anocheciendo, una vista del Castillo iluminado
El día 30 de diciembre comienzan los eventos de Hogmanay que durante 3 días convierte a Edimburgo en una Fiesta. Uno de los eventos con los que dan inicio las fiestas es la procesión de las antorchas que se celebra la noche del 30 de diciembre. La procesión empieza sobre la 19,00h pero mucho antes la gente comienza a recoger sus antorchas y a colocarse en los mejores sitios. Vale la pena llegar pronto porque en el inicio se encuentran las bandas de música con las gaitas y los participantes vestidos con trajes típicos, es todo un espectáculo fascinante. 

Empieza desde la Royal Mille, por George IV Bridge y se dirige a Waterloo Place hacia Calton Hill. Hay muchísima gente participando y dura unas dos horas. Acaba con un apoteósico castillo de fuegos lanzados desde Calton Hill que se puede ver desde muchas partes de la ciudad.

Comenzando la procesión de las Antorchas, el fuego y el calor humano alejan el frío de las calles.

Cada año más gente se apunta a despedir el año acompañados de fuego, música y luz

Toda una explanada de antorchas subiendo a Calton Hill para contemplar Edimburgo con los Fuegos Artificiales.




Los Fuegos resaltan con luz y color los edificios más emblemáticos de Calton Hill

http://www.glimpseofscotland.co.uk/tag/edinburgh/

Os dejo un video de la celebración:



El día 31 de diciembre siguen los festejos en las calles con los preparativos para el gran Festival de Música y eventos que se celebrarán durante la noche.

Nosotros aprovechamos el día para hacer un Free Tour por la ciudad, que nos pareció muy interesante, diariamente salen desde el Starbucks cerca de la Catedral,  es una forma rápida y sencilla de aproximarnos un poco a la historia de la ciudad a través de sus edificios más emblemáticos, con la cantidad de información y de anécdotas que nos cuentan podemos tomar notas para una próxima visita, que seguro repetiremos.

Saint Giles's Cathedral es un edificio emblemático construido sobre el siglo XII

El ambiente navideño y de celebración se respira durante estos días con celebraciones litúrgicas y
con conciertos. Tanto el día 31 como el 1 de Enero tienen lugar en diferentes momentos pequeños
conciertos de música en la Catedral de St. Giles

Desde luego, a pesar del frío, los escoceses celebran la llegada del Año Nuevo con tal alegría, pasión y júbilo que son de envidiar. Es una fiesta que se celebra en muchos de los pueblos y ciudades de Escocia. Os invito a curiosear la cantidad de festejos, que aunque el origen es el mismo, tienen al fuego y la luz como elemento principal.

Los orígenes de la fiesta de Hogmanay son inciertos pero todas las pistas nos remontan a celebraciones traídas originalmente a Escocia por las invasiones vikingas. Los rituales parece ser que celebran la llegada del solsticio de invierno o el día más corto del año, con "Fuego" y "Luz" intentarían con un ritual llamar al sol,  a alargar más el día. Una fiesta pagana que durante un tiempo estuvo olvidada y que ha vuelto con fuerza.

"Hogmanay" cuyo significado puede derivar del anglosajón "Hale Monath" (mes sagrado) o del antiguo gaélico "Oge Maidne" (nueva mañana) no está exenta de controversia. También en algunos pueblos de Escocia se denomina "Cake Day" (dia dulce) por la tradición que aun conservan de que los niños vayan de casa en casa recogiendo dulces y regalos.

Lo que te das cuenta cuando llegas a las tierras de Escocia es que "Hogmanay" es uno de los días más importantes para los escoceses.

"Es el ceilidh del año, el gran evento, cuando se celebran fiestas en las casas, en los pubs y en las salas comunales del pueblo. La de Edimburgo es también la fiesta en la calle más grande de Europa con musica y canciones que duran toda la noche y parte de la mañana" 

Una gran noria y muchas atracciones acompañan a unos de los Mercadillos Navideños más bonitos

Una gran cantidad de luces adornan el recinto del Mercadillo de Navidad

Los puestos de motivos navideños y artesanía que se instalan en todo el recinto.

La calle es una fiesta, aunque el montaje de las vallas de seguridad sea una lata,  por las calles principales están montados escenarios y recintos cerrados para el gran espectáculo nocturno. Durante los ensayos la gente alrededor se ponía a bailar y daba mucho gusto estar paseando escuchando música celta. 

El Festival se desarrolla en el centro y concurren varios grupos musicales conocidos que actúan en múltiples escenarios colocados estratégicamente. Al recinto se accede con entrada anticipada y realmente atrae a muchísimas personas, se llena completamente.



La iluminación y decoración de algunos edificios en Navidad es espectacular

¿Qué cenamos en la última noche del año?
Desde luego teníamos que pedir el famoso y omnipresente Haggis y eso hicimos!! como buenos escoceses pedimos platos tradicionales y de postre el Black Bun (una especie de puding de frutas), y un chupito de whisky que nos recomendaron, levantamos la copa nombrando "Auld Lang Syne" (por los viejos tiempos) y nos sentimos por unos momentos embriagados del ambiente. 

El famoso Haggis



La gastronomía nos sorprendió gratamente, siempre vamos con buen rollo (..), y decidimos comer en los pubs y probar... resulta que uno de los productos autóctonos son los mejillones que los preparan buenísimos. Elaboran platos sofisticados y también tradicionales con productos locales como los quesos, la carne, las sopas, la patata, y mucho pescado.


Preparadas las 12 uvas para las campanadas


El Año Nuevo da la bienvenida con fuegos artificiales cada hora desde las 21,00 h. hasta las esperadas 24,00 h. momento en el que se ilumina toda la ciudad con multitud de fuegos convirtiendo a  Edimburgo en pura magia.

Desde muchos lugares de la ciudad se pueden ver perfectamente el espectáculo de luz y fuego. Cerca del Castillo, momentos antes de que empiecen las campanadas se produce un gran silencio y empiezas a oír sonar las gaitas y música escocesa. Impresionante!!

La noche del 31 de diciembre para los escoceses está cargada de simbolismos, tienen varias costumbres una es la tradición del first-footing que más o menos consiste en un ritual que simboliza los nuevo y lo viejo, la prosperidad de los años venideros, se trata de la primera visita que entra en la casa tras las campanadas (normalmente lleva un regalo consigo) traerá la fortuna.

Otra, casi la más llamativa, es la que en el momento de las campanadas se entrelaza los brazos y se abrazan con los compañeros para cantar (o entonar) la canción más popular inspirada en el poema de Robert Burns "Auld Land Syne" (Por los viejos tiempos)

Después de la media noche se enciende un apoteósico castillo de Fuego Artificiales.
Los fuegos son lanzados simultáneamente desde el Castillo y desde Calton Hill
Nosotros nos situamos en el puente North Bridge para tener el panorama a ambos lados.


La cara de felicidad seguro que os invita a
descubrir la fiesta de Hogmanay a vosotros también